viernes, julio 19

California retira la demanda por acoso de Activision en un acuerdo de 54 millones de dólares

Más de dos años después de que una agencia estatal de California acusara al fabricante de videojuegos Activision Blizzard de promover una cultura laboral basada en el acoso sexual y la discriminación contra las empleadas, la agencia retiró sus cargos en un acuerdo el viernes con la empresa.

Como parte del acuerdo, Activision acordó reservar hasta 47 millones de dólares para abordar las acusaciones de desigualdad salarial y discriminación en los ascensos de las empleadas. En total, la empresa acordó pagar aproximadamente 54 millones de dólares en compensación.

En el acuerdo, el Departamento de Derechos Civiles de California y Activision Blizzard dijeron que «ningún tribunal o investigación independiente ha fundamentado ninguna acusación» de «acoso sexual sistémico o generalizado en Activision Blizzard». El acuerdo también establece que una investigación no encontró evidencia de irregularidades por parte de la junta directiva de Activision, sus ejecutivos o su director ejecutivo, Robert Kotick.

La medida pone fin a una larga disputa entre el estado de California y Activision, que produce videojuegos como Call of Duty, Guitar Hero y World of Warcraft. La empresa había dicho repetidamente que las acusaciones sobre su cultura laboral eran falsas.

El caso, y la sombra que arrojó sobre la empresa cuando se presentó en 2021, fue un factor para que Microsoft intentara comprar Activision cuando sus acciones se habían desplomado. Microsoft completó este año el exitoso acuerdo de 69 mil millones de dólares para Activision.

La denuncia original del Departamento de Derechos Civiles de California, entonces llamado Departamento de Vivienda y Empleo Justo, alegaba que el estado había llevado a cabo una investigación sobre Activision y descubrió que «facilitaba un lugar de trabajo generalizado de ‘hermandad'» y que las empleadas eran «sometida a constante acoso sexual».

En ese momento, Activision dijo que la denuncia incluía «descripciones distorsionadas y, en muchos casos, falsas» y representaba «un comportamiento irresponsable por parte de burócratas estatales que no rinden cuentas».

El acuerdo de conciliación está sujeto a la aprobación judicial y se espera que se presente ante el tribunal a principios de la próxima semana.

El acuerdo, firmado por ambas partes, decía que Gilbert Casellas, ex presidente de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo, llevó a cabo una revisión de Activision y encontró que «no había acoso generalizado ni patrones o prácticas recurrentes de acoso de género» dentro de la empresa.

Activision acordó reservar hasta 47 millones de dólares para pagar a las mujeres que fueron empleadas o trabajadoras subcontratadas en la empresa entre 2015 y 2020 y que dijeron haber recibido un pago injusto.

Uno de los peritos de la agencia californiana declaró que, teniendo en cuenta la antigüedad de los puestos desempeñados por las mujeres en la empresa, no había encontrado ninguna disparidad salarial. Dijo que hay una disparidad si no se toma en consideración el rango de los empleados.

Activision también acordó contratar un consultor externo para evaluar la compensación, las políticas de promoción y los materiales de capacitación como parte del acuerdo.